Para trabajar mejor y más contento

Untitled

Os presento mi espacio de trabajo, donde paso la gran parte de mis días.

Si lo vemos de esa forma, entenderemos enseguida la importancia que tiene sentirse a gusto en ese espacio. A parte de una buena organización, de la que hablaré ahora después, este espacio debe transmitirte buenas energías.

Límpialo a menudo y manténlo ordenado, te costará menos volver a él. Notarás que en poco tiempo vuelve a su estado natural, pero eso es señal de que lo usas. Establece un momento semanal para organizar de nuevo. Para mi el mejor día es el viernes, así el lunes empiezas la semana teniéndolo todo bajo control. Decóralo con imágenes que te inspiren o que te recuerden momentos felices para poder mirarlas cuando levantes la vista. Pon cosas divertidas que te hagan sonreír, verás como estos pequeños detalles hacen tus días muy distintos.

En términos de productividad, marca una gran diferencia el tener las cosas a mano respecto a no tenerlas. Procura que todo lo que te vaya a hacer falta durante tu jornada esté al alcance sin necesidad de levantarte. Si te levantas constantemente cuando no toca te distraerá y te costará más mantenerte concentrado. También puede que por no levantarte a por algo que necesitas, lo dejes para más tarde y afecte también a tu rendimiento, porque intentarás recordarlo todo el rato.

Intenta separar visualmente los elementos que permanecen constantemente en el escritorio de los que están en constante cambio, como agendas, calendarios, notas, material de referencia, material por procesar, etc.

Mi espacio de trabajo está inspirado en el sistema de David Allen. Puedes hacer click de bajo sobre la imagen para ver en detalle cada uno de los elementos.

Untitled

Para entender completamente como funciona esta organización debes estar familiarizado al menos con el diagrama de flujo de trabajo de David Allen para que todo cobre sentido.

Untitled

Untitled

Untitled

Existe una gran diferencia de rendimiento e inspiración cuando te sientes a gusto con el entorno. Sólo tienes que dedicar un poco de tiempo a diseñar el tuyo y lo comprobarás tu mismo.

Para aquellos a los que les haya gustado el mío, os dejo unas pistas.

1. El salvapantallas es Fliqlo y os lo podéis descargar gratuitamente aquí.

2. El bonito invernadero es de Ikea, lo podéis encontrar aquí por menos de 13€.

3.La botella de “Water Lover” es de Ohsho, 10€.

4. El 24-70mm me lo regaló Marco, creo que lo encontró por eBay. Yo lo uso para los bolis pero muchos lo usan para el agua.

5. El mural de la pared está hecho con la colección Ribba de Ikea que podéis encontrar aquí, en total fueron cerca de 50€.

PD. Si quieres ideas para crear tu propio rincón del trabajo, esto te va a encantar.

Si te ha gustado este post, dale al botón “Follow” en la esquina inferior derecha de esta misma página y te llegarán las actualizaciones periódicamente a tu email.

Muy contenta de verte por aquí una vez más.

♥♥♥