Mejor no avergonzarte de ellas

He pensado que esta semana voy a hacer una locura y os voy a enseñar mis fotos de comunión, con su fondo de prado de flores y cestita en mano. Y de paso hacemos una revisión de cómo han cambiado este tipo de fotos hasta ahora y si realmente de esa forma se puede representar la personalidad de una persona o está interpretando un papel que «hay que hacer».

Sorprendentemente algunas no han cambiado tanto tanto, pero afortunadamente cada vez hay más madres que buscan cosas nuevas, y en mi opinión más prácticas y duraderas que otras más clásicas que probablemente en cosa de un año, el niño o niña en cuestión, va a odiar.

Personalmente me siento muy orgullosa de descolgar el teléfono y escuchar, te llamo porque quería algo diferente. Esa frase siempre me hace sonreír, como algo familiar y reconfortante. Es como la confirmación de que lo estoy haciendo bien.

Bien, pues no hablo más y os dejo con la primera comunión de Adriana, decidme si esta niña no va a amar estas fotos para siempre.

Untitled

Untitled

Untitled

Untitled

Untitled

Untitled

Untitled

Untitled

Untitled

Untitled

¿Gustan?