Ser fotógrafo es ser muchas cosas.

La experiencia me ha enseñado que tan importante es hacer un buen trabajo como responder adecuadamente al teléfono, por poner un ejemplo. Cuando descubres que esto es cierto, tu visión del negocio cambia. Tu principal preocupación nunca deja de ser mejorar el producto en sí, sin embargo, a esa preocupación se añaden muchos otros puntos a mejorar con el tiempo.

Para tener una imagen más clara, imaginemos estas posibles situaciones:

Estamos dispuestos a crear una “obra de arte”. Estamos preparados, hemos estudiado y practicado, tenemos el equipo y material necesario, sólo necesitamos al “cliente x”.

Situación A – “Cliente x” escribe un email > Tardamos 2 semanas en responder el email porque estamos muy ocupados en ese momento > “Obra de arte” nunca se llega a producir porque “cliente x” ha perdido el interés.

Situación B – Hacemos “obra de arte” para “cliente x” > Todo ha ido sobre ruedas durante todo el proceso, pero hacemos la entrega y “cliente x” se da cuenta de que no vamos a entregar las 800 fotos que hicimos en la sesión, y a pesar de que lo comunicamos al principio, “cliente x” se enfada y la “obra de arte” deja de importarle.

Y así se me ocurren mil situaciones que pueden ir mal y todas independientes de la gran obra de arte que vayamos a producir.

> He intentado desgranar las diferentes tareas que constituyen el día a día de un fotógrafo profesional, y que por tanto, hay que atender y mejorar además de lo que correspondería al arte y técnica que ya se supone.

Antes que nada, debes tener un trabajo impecable de partida, y además tratar de superarte a ti mismo en cada encargo que hagas.

Debes procurar que tu trabajo llegue a los ojos de tu cliente potencial. No sirve de mucho hacer un gran trabajo si tu cliente deseado no lo ve.

Debes ser una marca, con una imagen y unos valores que la sustenten, no una persona que hace fotos bonitas.

Debes transmitir confianza y profesionalidad para tu cliente sienta que está en buenas manos y confíe en ti. El caos y los despistes juegan en contra de esto.

Debes “productizar” los servicios, para que tengan unas características, presupuestos y condiciones ligados a ellos. El porqué de esto es tan largo como importante.

Debes tener una estrategia de ventas y tiempos.

Debes ser un maestro en la gestión del tiempo para que tu trabajo sea rentable.

No te puedes despistar. Debes procurar que la agenda se llene, pero no demasiado. Estar constantemente balanceando ingresos/tiempos de entrega.

Debes aprender a delegar. Primero descubrir en qué no eres imprescindible y luego averiguar cómo hacerlo para que funcione.

Relacionado con el punto anterior, debes aprender a trabajar en equipo y crear un sistema eficaz de comunicación.

Debes saber cómo orientar la selección para un mejor resultado.

Yo esto lo llamo “Parar el tiempo”. Sería el hecho de poder volver al punto exacto de un encargo tal cual se dejó la última vez independientemente de que hayan pasado meses de la última aportación, sin tener que leer, ni tratar de recordar. Estamos hablando de volver al mismo punto en segundos.

Debes saber editar bien. Lo poco es poco y lo mucho es mucho, lograr el punto adecuado es difícil.

Además de dominar la técnica y ser creativo, debes saber cómo dirigir a tu modelo y como hablar con él según su edad y condición.

Debes cuidar el arte final y el packaging. Es muy importante cómo el cliente recibe su encargo terminado y lo ve en forma física por primera vez.

Debes establecer un sistema de seguimiento para futuros encuentros.

Además, tenemos que llevar al día las llamadas, los correos y las redes sociales.

Bastante trabajo ¿Verdad?

Visto así da vértigo, pero al fin y al cabo, es un compendio de pequeñas mejoras que he ido incorporando a lo largo de 8 años de experiencia, no es algo que debáis hacer de la noche a la mañana.

En mi caso la clave es hacer uso de la tecnología en todo lo que pueda ayudarme a optimizar mi trabajo. Pensar que siempre hay una mejor forma de hacer algo y que seguro que existe alguna herramienta que lo facilita.

Nosotras utilizamos una aplicación donde están las fichas de cada cliente. Cada ficha contiene un histórico de toda la información proporcionada, fecha de la sesión, la ropa que llevarán, fotos de los modelos, lo entregado a cuenta, pequeños detalles como si traerán a su mascota, etc. De forma que no debo intentar retener en mi cabeza toda esa información ni corro el riesgo de que se me olvide meses después cuando llegue el día de la sesión.

Además, acabamos de incorporar una acción nueva que me tiene emocionada (Si, algo que te regala horas me emociona). Esta nueva incorporación consiste en que cuando apuntamos en la ficha del cliente la fecha de la sesión, esta aparece automáticamente en el calendario de icall y también en el apartado de “Disponibilidad” que tenemos aquí en el blog, habiéndolo escrito tan sólo una vez y sin hacer nada más. Mágico ¿Verdad?

Esto evita tener que apuntar cada fecha tres veces, en tres lugares diferentes, como hacíamos antes.
(Hasta ayer ^_^)

Los mails automáticos de acciones recurrentes también son una gran ayuda, pero esto lo dejo para otro post que me estoy alargando…

Resumiendo, tener un buen trabajo es importante, pero no sirve de mucho sin una buena gestión del mismo. A mi me ha llevado 8 años averiguarlo, os estoy regalando el no tener que esperar tanto para saberlo ^_^

Si estás listo para ser rentable y dominar el arte de la gestión del tiempo, únete a uno de los futuros workshops que están a la vuelta de la esquina, en los que, además de desarrollar cada uno de los anteriores puntos en profundidad, también nos divertiremos realizando una producción en localización y editando las imágenes que hagamos desde el principio hasta el final.

Ambos eventos serán durante fin de semana y el alojamiento con pensión completa está incluido.

Fotografía conceptual y de moda en Sevilla > 12, 13 y 14 de Junio. (info@lagaleriaroja.com)

Fotografía infantil en Caravaca de la Cruz > 26 y 27 de Junio. (info@objetivocenter.com)

Sólo enviando un email os enviarán el programa y el horario detallando qué haremos en cada momento.

Os esperamos!

Pic by Francesc Juan.