Si quieres saber cómo iniciar un negocio fotográfico, te voy a contar la historia de cómo empecé para que veas que muchas de tus dudas y miedos que tu tienes son las mismas que tuve yo en su momento.

¿Qué quiero ser de mayor?

Yo nunca tuve claro 100% qué quería hacer con mi vida. Cierto es que cuando alguien me preguntaba qué quería ser de mayor, tenía siempre una respuesta lista para darle, pero también es cierto que la respuesta cambiaba cada cierto tiempo al igual al igual que una abeja cambia de flor.

Por mi forma de ser y mis inquietudes desde niña sabía que mi destino final sería algo creativo, pero me costó muchísimo encontrar mi lugar. Tenía claro muchas cosas que no quería hacer, pero ninguna que quisiera hacer por el resto de mi vida.

Decidí estudiar Comunicación Audiovisual por retrasar un poco más el momento de decidir, sin saber muy bien dónde iba a terminar. Supongo que esperaba encontrar una respuesta por el camino, pero terminé la carrera igual de perdida que cuando la empecé. 

Empecé a trabajar en publicidad donde pude poner en práctica muchos de los conocimientos que ya tenía y aprender muchos otros, entre ellos, la fotografía, que resultó ser la puerta a un universo que no había contemplado hasta ese momento. 

En la fotografía encontré la respuesta a todas mis preguntas, aunaba todo lo que me gustaba hacer y además me permitía tener un estilo de vida libre, sin horarios fijos ni rutinas monótonas que estoy segura de que serían el fin de mi creatividad.

Aún así, tardé en tener las cosas claras 5 años más!!! Durante ese tiempo realicé mis primeros trabajos fotográficos para clientes particulares y para empresas publicidad y moda, sin embargo el paso a ser fotógrafa profesional a tiempo completo lo di tras 5 años tanteando el terreno…

Untitled

 

Cómo iniciar un negocio fotográfico

Lo que desde fuera no se ve. 

Ser fotógrafo es maravilloso y elegiría esta profesión una y mil veces, pero no todo es un camino de rosas y he querido compartir mi historia contigo para que no te sientas solo en esto!

Cuando empecé a plantearme la posibilidad de que la fotografía podría ser mi profesión, que podía ser fotógrafa a tiempo completo, tuve que ponerme las pilas y aprender muchísimo.

Hasta ese momento la fotografía había sido un complemento a los conocimientos que tenía y al no ser mi actividad principal no sentía la presión de tener que dominar todo perfectamente. Pero cuando empecé a plantearme la idea de ser oficialmente fotógrafa, la responsabilidad de ser totalmente profesional cayó sobre mí.  

Vamos a ver qué necesitas aprender para ser fotógrafo profesional.

 

Manejo manual de la cámara de fotos

Lo primero en la lista es la técnica, el manejo manual de la cámara de fotos. Cuando empecé no tenía ni idea de lo que era ni la apertura, ni la velocidad ni el ISO… Yo nunca estudié fotografía, estudié la licenciatura de Comunicación Audiovisual, y aunque parezca estar relacionado, no toqué una cámara de fotos en toda la carrera.

Cuando empecé a interesarme por la fotografía, tuve que aprender de cero y por mi cuenta cómo funcionaba el manejo manual de una cámara.

 

Iluminación artificial en estudio y en exterior

Casi casi seguido de aprender el manejo manual de mi cámara, empecé a investigar el uso de la luz artificial con speedlights como complemento a mi fotografía de exterior. Recuerdo lo mal que lo pasé tratando de que mis speedlights se dispararan cuando yo quería, y no cuando a ellos les venía en gana. 

A pesar de mis problemas técnicos, pronto vi el potencial de apoyar la luz natural con la luz artificial, y algunos años después empecé a trabajar con la marca Profoto con la que sigo trabajando hoy en día tanto en estudio como en exterior. 

 

Edición fotográfica en Lightroom y Photoshop

Al mismo tiempo que aprendía como hacer mejores fotos y mejorar técnicamente, fui aprendiendo cómo compensar mi poca habilidad técnica con el manejo de herramientas de postprocesado, que buena falta me hacía…

Puesto que lo que salía directamente de la cámara en mis primeras sesiones requería de mejora, gran parte de la imagen dependía de mis habilidades de retoque, y es por eso que aprendí muchísimo a darle magia a lo que en un inicio no tenía usando Lightroom y Photoshop. También aprendí retoques muy avanzados de retoque de piel, que no uso al completo hoy en día, pero que son la base de mi retoque actual. En esto me ayudó muchísimo mi querido amigo Edu Gómez, que siempre fue para mí un referente en la edición, especialmente en el retoque de pieles. 

 

Convertir tu servicio fotográfico en un negocio rentable

Aprender tantísima cosa al mismo tiempo fue duro y emocionante, pero lo que no sabía por aquel entonces es que todavía quedaba lo más difícil de aprender: Hacer que tu fotografía se convierta en un negocio rentable, que te permita vivir de ello y no ocupe todas las horas de tu día. 

Una vez dominado lo mencionado anteriormente, se podría decir que ya podemos considerarnos fotógrafos, pero de ahí a tener un negocio fotográfico, queda mucho camino por andar. Y es que ser fotógrafo es maravilloso, pero bien sabrán mis compañeros que es muy sacrificado.

Para empezar debes hacer una gran inversión, y simplemente limitándonos a lo mínimo con lo que poder empezar  a trabajar. Y después, pasará mucho tiempo hasta que puedas recuperar parte de lo invertido, ya que cada nuevo ingreso que recibas, será destinado a comprar algo más, siempre habrá algo más en lo que invertir hasta pasado bastante tiempo.

Después necesitarás conseguir que los resultados sean dignos para poder cobrar también una cantidad digna. Si crees que tus resultados actuales no son suficientemente buenos como para poder pedir lo que debe costar una sesión de fotos, mi recomendación es que logres ser mejor antes de cobrar por ello. Esto hará que avances mucho más rápido y tomes mejores decisiones en tu carrera.

 

Cómo a optimizar el tiempo y ser más eficiente

Una vez consigues todo lo anterior, empieza la carrera por conseguir hacerlo todo en menos tiempo, porque aun cobrando una cantidad digna por tus servicios puede resultar ser no suficiente si dedicas demasiadas horas de tu tiempo. Hay que encontrar el equilibrio entre calidad en los resultados y eficacia en el trabajo, que se dice pronto pero ya sabrás que es tarea difícil. 

Siempre digo que con la compra de la cámara deberían obligarte a hacer un curso de contabilidad, porque eso nos ahorraría muchos disgustos! Y es que la gente creativa somos probablemente los peores empresarios del mundo. Nos preocupa tanto dar un resultado perfecto que los números quedan siempre en un segundo plano. 

Para superar esto, sirve muchísimo tener un plan de negocio anual con un estimado de lo que se espera conseguir por campaña, y revisarlo cada ciertos meses. Si todo esto te suena a chino, en los cursos One to One te ayudo a definir el plan de negocio para los próximos años de tu empresa. 

 

Cómo organizarte mejor

Y finalmente, debes lograr una organización impecable. Y este es uno de los errores que veo que más se repite. Es increíble la cantidad de tiempo que se puede perder a diario por no tener una buena organización, por no hablar del mal servicio al cliente que puede suponer el parecer despistado y no tener las cosas bajo control.

Una buena organización hace que todo fluya de forma orgánica, que se encuentre la información sin esfuerzo, que los clientes estén bien informados en cada momento y que no se produzcan retrasos ni se pierdan cosas. Además, con la automatización de procesos todavía puedes ganar más tiempo.

Más de una vez me han dicho que parezco un robot, pero es ser así lo que me permite acabar de trabajar y estar tranquila porque todo está bajo control. 

Untitled

 

¿Quieres aprender a hacer todo en menos tiempo y a organizarte mejor?

Quizá la parte de negocio y organización sea, a primera vista, la parte menos atractiva del temario de los workshops, porque evidentemente lo que más nos atrae es aprender un nuevo estilo fotográfico, cómo iluminar con flash, cómo conseguir esos colores en la edición, etc. Sin embargo, los comentarios que recibo tras los cursos no tienen nada que ver con eso, y es porque la gente se sorprende mucho del contenido teórico con el que se encuentran. 

No es común que la gente comparta cosas relacionadas con la gestión del tiempo y la organización y mucho menos sobre contabilidad y hacer que tu empresa sea más rentable, y eso es lo que más falta nos hace! Si no sabes cómo iniciar tu negocio fotográfico, o ya llevas tiempo con él pero no sabes cómo rentabilizarlo, te prometo que este curso te ayudará a mejorar.

En los Workshops de julio compartiré mis trucos para ahorrar tiempo en la gestión de clientes, os enseñaré cómo organizo las fichas de clientes para que todo esté recogido en un mismo sitio, fácilmente accesible y de forma en que siempre sepa en qué fase está cada cliente. También veremos algunas herramientas de marketing para hacer llegar nuestro trabajo al cliente ideal y captar su atención. 

Además veremos cómo retocar de forma muy rápida, con una media de 3 minutos por foto.

¿Qué te parecería esto?

Si quieres recibir más información, rellena el siguiente formulario y te llegará automáticamente al mail.

Información Workshops 2019

 

En las fotos Manuela y Cayetana, las preciosas modelos que tuvimos en el Workshop de Córdoba el pasado verano 2018

Untitled

¿Te aviso cuando se publique algo nuevo en el blog?

Si te ha gustado este artículo sobre Cómo iniciar un negocio fotográfico, suscríbete a la newsletter y te avisaré de cuando se publique contenido similar para que tu no tengas que estar pendiente!

AVÍSAME!!!


Puedes seguir el trabajo del día a día en Facebook o Instagram

Alba Soler – Especializada en fotografía infantil en Xàtiva, Valencia.
Fotografía cerca de Canals, Ollería, Ontinyent, Alcoi, Alzira

♥♥♥